FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

sábado, 27 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 116 ¿Tiene algún valor el ritual latino que emplea la Iglesia Católica? ¿No sería mejor traducirlo para que la gente pudiera comprender

PREGUNTA Nro. 116

¿Tiene algún valor el ritual latino que emplea la Iglesia Católica? ¿No sería mejor
traducirlo para que la gente pudiera comprenderlo? ¿No son mejores los extemporáneos
sermones y oraciones de las iglesias protestantes que los rituales y preces estereotípicas de
los católicos?


Respuesta: Actualmente la humanidad se ha desarrollado tanto que se ha elevado por
encima de la ley en algunas cosas. La mayor parte obedecen a la ley “no robarás”, por
ejemplo.
La ley es un yugo para la naturaleza emocional, pero cuando se considera el adelanto
oculto, o mejor dicho, espiritual, tiene que realizarse también la espiritualización del cuerpo
vital. Y eso se consigue por medio del arte y de la religión, por los impactos repetidos,
porque la clave del cuerpo vital es la repetición, como podemos comprobarlo observando
las plantas, las que sólo tienen un cuerpo denso y uno vital. En ellas los tallos y las hojas se
siguen en sucesión ascendente; la planta produce tallos y hojas alternativamente. Fue el
cuerpo vital el que construyó las vértebras de la espina dorsal humana, unas después de
otras, por constante repetición. Y la memoria, por ejemplo, que es una de las facultades del
cuerpo vital, se vigoriza y desarrolla por la repetición.
Cuando los protestantes dejaron la Iglesia Católica también dejaron tras sí muchos abusos,
pero se quedaron sin casi todo lo que tenía valor. Abandonaron el ritual que todos pueden
conocer y comprender sin tener en cuenta la pobre pronunciación de parte del oficiante.
Conociendo el ritual, los fieles pueden dirigir sus pensamientos en la misma dirección que
los del oficiante que está leyendo, y de esta manera se pueden agrupar un inmenso volumen
de pensamientos espirituales, proyectándose sobre la comunidad para bien o para mal. En
nuestros días la asistencia a un servicio protestante escucha los sermones y oraciones de sus
ministros, los que generalmente no se preocupan tanto de la obra espiritual que tienen que
desempeñar como de emitir eufóricamente las frases para que acaricien los oídos de la
concurrencia. Se olvidan de lo que dijeron antes de abandonar la iglesia. Los que van a una
Iglesia Católica y comprenden el ritual son aún hoy en día capaces de unir sus
pensamientos en un cónclave espiritual y conservar en la memoria lo que se haya
efectuado. En esta forma van siempre añadiendo algo a la espiritualización de su cuerpo
vital, mientras que los miembros de la iglesia protestante han sido sólo afectados en sus
naturalezas emocionales, efecto que se desvanece muy pronto. La Biblia nos dice que
oremos sin cesar, y muchos se han reído por ello, diciendo que si Dios es omnisciente sabe
y conoce todas las necesidades y, por consiguiente, las oraciones son superfluas, y que si no
es omnisciente tampoco puede ser omnipotente y, por lo tanto, nuestras oraciones nada
podrán conseguir, así que es inútil orar.
Pero ese consejo se emitió por quien conocía la naturaleza del cuerpo vital, el que necesita
esa repetición para espiritualizarse.
Así sucede con el ritual. En cuanto al empleo del Latín, se indica en el primer capítulo de
San Juan que en el principio era el verbo... y que sin él nada se hizo. La palabra es sonido.
Si tomamos arena o esporos y los colocamos sobre una placa de cristal, y pasamos un arco
de violín por un lado de la placa, los esporos o la arena se dispondrán por sí mismos en
determinadas figuras geométricas, parecidas a los cristales de que están formadas todas las
cosas. Cada sonido produce una forma diferente. Así que si cierto sonido produce cierto
efecto que deseamos se produzca, no podemos cambiar el sonido sin modificar el efecto. Si
emitimos cierto sonido y decimos “Deum”, y luego lo traducimos y decimos Dios, el
sonido es muy diferente, y como todo sonido produce ciertos efectos sobre los cuerpos
invisibles, los efectos producidos por el ritual latino original se han perdido para las iglesias
protestantes, las que lo tradujeron al inglés o bien lo mezclaron.
La gente se maravilla a menudo del poder que la Iglesia Católica tiene sobre sus fieles, y
puede decirse que si abandonara el ritual latino no conservaría ni un solo adherente en un
plazo de diez años. Además, sus rituales ocultos verdaderos no han sido traducidos al
inglés, y aún entre los Rosacruces se emplean rituales latinos en sus servicios, si bien no
son los mismos que emplea la Iglesia Católica.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario