FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

viernes, 26 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 163 Cómo es que los animales, que pertenecen a una evolución inferior, tienen un instinto que parece mucho más sabio que la razón de lo


SECCIÓN VIII

Preguntas concernientes a
LOS ANIMALES

PREGUNTA Nro. 163

Cómo es que los animales, que pertenecen a una evolución inferior, tienen un instinto que
parece mucho más sabio que la razón de los seres humanos?


Respuesta: La respuesta a esta pregunta está relacionada con el descendimiento del Ego en
la materia, pero en primer lugar debemos distinguir entre los espíritus animales separados y
el Espíritu colectivo que es su guardián, Los espíritus animales separados no son todavía
conscientes de si mismo, y de ahí que obren sin rebelión de acuerdo con las gestiones de su
Espíritu Colectivo. Este último es una entidad que pertenece a diferente evolución y
funciona en los Mundos Invisibles, en el que las cosas son mucho más aparentes que aquí.
Es, pues, muy claro que lo que llamamos instinto no es, en realidad, más que la expresión
de las sugestiones del espíritu- grupo en el Mundo Invisible, quien guía a sus animales.
Los espíritus humanos, por otra parte, han descendido directamente al Mundo Físico y
están, por consiguiente, cegados hasta cierto punto por la materia densa de este plano de
existencia.
Una ilustración dilucidará quizás el hecho de que, aunque el espíritu es sumamente sabio en
los mundos superiores, la aumentada materialidad que alcanza en su descenso
necesariamente obscurece esa sabiduría.
La mano es el instrumento más valioso del hombre y su agilidad es quizás más notable en
el caso del músico. Un profesor de música puede producir en su instrumento preferido las
más maravillosas melodías con el toque acariciador de sus educados y sensibles dedos, pero
si se pone un par de guantes su habilidad se desvanece en el acto. Si agrega aún otro par de
guantes más gruesos, será incapaz de producir la más ínfima melodía, y si se pone otro
tercer par sólo obtendrá desagradables sonidos. Los diversos guantes de la mano del músico
encuentran su contraparte en los diferentes vehículos que el espíritu se pone en su descenso
hacia la materia.
El último par correspondería al cuerpo físico. Cualquiera que observara las tentativas del
músico con los guantes puestos para tocar, y que no lo hubiera oído antes de ponérselos, lo
supondría incapaz de producir la menor melodía, pero esa suposición será completamente
errónea. El ego humano se encuentra en una situación análoga, pues sus poderes
espirituales han quedado obscurecidos por los vehículos en los que ahora se encuentra
encerrado, pero llegará un tiempo en que habrá aprendido cómo emplear estos vehículos
apropiadamente, y entonces su poder espiritual volverá a brillar con un esplendor
inconcebible.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario