FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

jueves, 25 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 185 ¿Cuál es el punto de vista Rosacruz sobre el sufragio femenino?

PREGUNTA Nro. 185

¿Cuál es el punto de vista Rosacruz sobre el sufragio femenino?


Respuesta: El espíritu no es macho ni hembra, sino que se manifiesta alternativamente
como hombre y como mujer; de manera que, considerando el sufragio femenino desde este
punto de vista más amplio, sería un beneficio para el hombre actual el acordar a las mujeres
lo que realmente tienen derecho: una igualdad completa en todos los particulares. El doble
tipo de moral de nuestros días que permite el adulterio del hombre, sin que por ello se le
considere mal, debe abolirse. El trabajo femenino debe pagarse tan bien como el masculino,
y en todos los casos deberían seguirse las indicaciones que tan admirablemente expuso
Eduardo Bellamy en su novela “Looking Back. ward” (El año 2000).
La bondad de este arreglo social tan equitativo es evidente si consideramos la vida desde el
punto de vista de que esta existencia no es más que una entre muchas: y que nacemos como
hombres o mujeres alternativamente. Pero existen además otras razones que impulsan a que
se dé a las mujeres la citada franquicia. En el hombre, el cuerpo denso es positivo y las
fuerzas masculinas positivas están especialmente enfocadas en la Región Química del
Mundo Físico. Está más especialmente interesado en lo que podemos pesar, medir, analizar
y trabajar en la vida diaria. Su desarrollo se efectúa particularmente sobre el plano material,
dando forma a la tierra y a todas las cosas, según se lo sugiere la fantasía, pero tiene poco o
ningún interés por el lado espiritual de las cosas.
La mujer, por otra parte, tiene positivo el cuerpo vital, y su resultado es que está
intuitivamente en contacto con las vibraciones espirituales del Universo. Es más idealista e
imaginativa, y tiene mucho interés por todas las cosas que tienden al mejoramiento moral
de la raza; y como la humanidad sólo puede avanzar actualmente mediante la moral y el
crecimiento espiritual, la mujer es, realmente, un factor primario en la evolución. La raza
entera recogerá un beneficio prodigioso el día en que le dé iguales derechos que al hombre,
pues hasta entonces no podemos esperar reformas que unan en verdad a la humanidad.
Vemos, por analogía, si estudiamos el hogar, que la mujer es la columna central en torno a
la cual giran el marido y los hijos. De acuerdo con su capacidad, hace del hogar lo que es,
es la influencia cimentadora y es ángel de la paz. El padre puede morir o irse, los hijos
también, porque mientras queda la madre el hogar subsiste. Pero cuando la madre muere, el
hogar queda deshecho.
Algunos han argüido: “Sí, pero cuando la política la atrae queda tan deshecho como si
hubiera muerto”.Mas no hay que temer tal cosa. Durante el estado de transición, mientras la
mujer tiene que luchar para obtener sus derechos, y quizás un tiempo después,
posiblemente puede ser así, pero tan pronto corno se haya adaptado a las nuevas
condiciones lo mantendrá más firme mente que antes. En los lugares donde se ha ensayado
el sistema ningún hogar ha quedado deshecho, y, en cambio, han sido ellas las promotoras
de toda medida que tendiera al mejoramiento de la moral. Si bien las leyes sólo sirven para
impulsar a la humanidad hacia un plano superior, en el que cada individuo será una ley en
sí mismo, por el momento es absolutamente necesario que esas reformas se produzcan
mediante una legislación adecuada.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario