FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

viernes, 26 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 136 ¿Qué calificaciones son necesarias para convertirse en un Auxiliar Invisible? ¿Hay que dedicar toda la vida al desarrollo espiritua

PREGUNTA Nro. 136

¿Qué calificaciones son necesarias para convertirse en un Auxiliar Invisible? ¿Hay que
dedicar toda la vida al desarrollo espiritual?


Respuesta: No, absolutamente; en realidad, nadie puede dedicar toda su vida al desarrollo
espiritual, salvo que haya llenado cualquier obligación material que tenga para los demás.
Los deberes de familia son medios de ser auxiliares visibles, y el que rehuya los debe res de
aquel no podrá cumplir, seguramente, los deberes de un Auxiliar Invisible.
Por consiguiente, la continua y paciente realización de todos los deberes terrestres en la
mejor forma que se pueda es la primera y más importante calificación del aspirante. Como
otra calificación más, podemos mencionar el dominio propio. Mientras vivimos y
trabajamos en nuestros cuerpos densos, el cuerpo de deseos está sujeto hasta cierto punto
por la prisión de la materia física y densa. Si perdemos el dominio propio aquí, los
resultados pueden ser muy peligrosos, tanto para nosotros mismos como para aquellos que
nos rodean, pero eso no es nada en comparación con los peligros que esperan al que pierda
el dominio de sí mismo en el otro mundo, porque nuestro cuerpo de deseos, como sabemos,
puede agotar nuestro cuerpo físico en una explosión de ira en tal forma que podemos
enfermarnos y estar enfermos semanas enteras como consecuencia de unos cuantos minutos
de falta de dominio propio. Pero cuando estamos fuera del cuerpo denso, si la fuerza
aquella se dirigiera contra otro, podría matarlo instantáneamente.
El aspirante necesita además el conocimiento. A menos que hayamos estudiado las
condiciones postmortem y nos hayamos familiarizado con el esquema evolutivo, teniendo
una idea amplia de la constitución del hombre y otras materias semejantes, nos será
imposible instruir a los que están menos informados, y hacernos entonces cargo de las
tareas de un
Auxiliar Invisible y de un instructor, sería lo mismo que enviar a un ignorante como
maestro a una escuela.
Por último, y esto no es lo menos esencial, el Auxiliar Invisible debe estar lleno de un amor
por la humanidad que lo abarque todo. Es imposible que seamos insensibles a los
sufrimientos de nuestros semejantes aquí y que al mismo tiempo estemos llenos de amor y
de deseos de ayudar en el otro mundo, así como un hombre que no conozca una nota en su
vida terrestre no puede convertirse en un músico profesional por el solo hecho de morir, o
adquirir tal pasión por la música que esté anhelando emplear toda la eternidad en tocar la
trompeta o el arpa. Por consiguiente, reiteramos, que para convertirse en un Auxiliar
Invisible allí, es necesario primero que nos califiquemos ayudando aquí.

***

Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario