FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

viernes, 26 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 124 ¿Cómo puede evitarse la obsesión?

PREGUNTA Nro. 124

¿Cómo puede evitarse la obsesión?


Respuesta: La obsesión es un estado en el que un espíritu desencarnado ha tomado
posesión permanente del cuerpo de alguien, después de haber expulsado a su dueño. Pero
algunas veces ciertas personas que se han habituado a la bebida exponen como excusa que
están obsesionadas. Cuando quiera que una persona dice semejante cosa, puede uno tener
siempre la seguridad de que eso no es más que una excusa, porque un ladrón que haya
robado algo aquí en el mundo material no va diciendo a todo el mundo que es un ladrón, ni
una entidad obsesante tampoco va a ir proclamando ese hecho. Es muy cierto que esas
entidades no se preocupan absolutamente de lo que se piense del hombre cuyo cuerpo han
robado, pero no hay razón alguna para que corra el riesgo de un exorcismo.
Hay un medio infalible para saber si una persona está realmente obsesada, por medio del
diagnóstico del ojo. “El ojo es la ventana del alma”, y sólo su verdadero poseedor puede
contraer o expandir el iris o la pupila del ojo, de manera que si tomamos a una persona que
dice estar obsesada, o que cree que lo está, y la llevamos a un cuarto oscuro veremos que
sus pupilas no se ensanchan si está obsesada. Tampoco se contraerá la pupila si se la pone
frente a la luz solar, ni se ensanchará al pedirle que mire un objeto distante, ni se contraerá
cuando se le pida que lea un tipo diminuto. En una palabra, la pupila del ojo no responderá
ni a la luz ni a las distancias cuando la persona esté obsesada, pero hay también cierta
enfermedad, que se llama ataxia locomotriz, que hace que el iris no responda a la distancia,
pero si a la luz.
Todo el que mantenga siempre una actitud mental positiva no puede ser nunca obsesado,
pues mientras afirmemos nuestra individualidad eso será suficientemente fuerte como para
mantener alejadas a todas esas entidades externas. Pero en las sesiones espiritistas, donde
todos los asistentes se encuentran en actitud pasiva, hay siempre gran peligro de ello. El
mejor medio de evitar la obsesión es mantener una actitud positiva, y cualquiera que no
pueda mantener esa actitud debe evitar la asistencia a reuniones espiritistas, el mirar en los
cristales especiales y otros métodos de evocar espíritus. De todas maneras éstas son malas
prácticas, porque los idos (muertos) tienen su obra que hacer en el más allá y nadie debería
llamarlos para que vinieran aquí.

***

Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario