FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

viernes, 26 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 127 ¿Cuál es el uso de la plancheta? ¿Es aconsejable tratar de producir ese fenómeno entre aficionados?

PREGUNTA Nro. 127

¿Cuál es el uso de la plancheta? ¿Es aconsejable tratar de producir ese fenómeno entre
aficionados?


Respuesta: La plancheta es una pequeña mesita colocada sobre ruedas, que tiene un lápiz
en posición vertical, así que cuando la mano de un médium se coloca sobre la mesita y la
mueven los espíritus el lápiz escribirá un mensaje en una hoja de papel. Como cualquier
otro fenómeno espiritista la escritura obtenida en esa forma la produce un espíritu
desencarnado por intermedio de un médium negativo.
Cuando una entidad ha abandonado su vida terrestre y entra en el invisible más allá, le
espera una evolución de diferente naturaleza que la nuestra, en el Purgatorio y en los
diversos cielos.
El tratar de comunicarse con nosotros aquí significa para ella una retrogresión en las
circunstancias ordinarias. Por consiguiente, todos lo s fenómenos espiritistas, que ponen a
los espíritus desencarnados en contacto con el Mundo Físico deben ser desechados por
perjudicar a dichos espíritus. Los espíritus comunicantes son también peligrosos para los
asistentes negativos de un circulo, quienes abandonan sus poderes volitivos y sus cuerpos
hasta cierto punto.
Por supuesto, al escribir con la plancheta todo el cuerpo puede no estar en trance, aunque
algunas veces sí lo está; pero por lo menos hay que abandonar un brazo al dominio del
espíritu desencarnado a quien los asistentes no ven, el cual puede o no ser lo que pretende
ser. Si un vagabundo llama a nuestra puerta y trata de persuadirnos de que abandonemos
nuestra casa y le permitamos tomar posesión de ella durante un rato rehusaríamos
indignados, pero cuando un vagabundo del Mundo del Deseo nos pide que le demos
posesión del más valioso de nuestros instrumentos, nuestro cuerpo, muchos acceden
enseguida, halagados con la idea de que un “ángel querido” nos viene a visitar. Pero
ángeles y filántropos no crecen como las coles en el Mundo del Deseo, así como tampoco
aquí. Nunca se convencerán bastante de que en la muerte no hay poder transformador
alguno; que un indio ignorante no se convierte súbitamente en sabio por el solo hecho de
haber muerto. Así como es necesario estudiar para adquirir conocimientos en este mundo,
así también los espíritus idos tienen que aplicarse si desean conocer las condiciones de ese
mundo, y hasta que no tengan la requerida suma de experiencia no están preparados para
guiarnos allí, así como tampoco lo están aquí. Lo más seguro es desechar los fenómenos
negativos, concentrando todas nuestras energías en vivir la vida y ejecutar los ejercicios que
nos den la facultad de entrar en el mundo a voluntad, bien sea viajando en nuestros
vehículos sutiles o bien observando clarividentemente dicho mundo mientras
permanecemos dentro del cuerpo denso. Eso es progreso, cuando tengamos esa capacidad
podremos ver a las entidades desencarnadas frente a frente y juzgar por nosotros mismos si
debemos o no escuchar sus consejos. Mientras no podamos hacer eso estamos en peligro y,
por consiguiente, es necesario que nos resguardemos.

***

Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario