FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

viernes, 26 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 147 Se recuerdan casos de ciertos individuos que han desarrollado poder espiritual, clarividencia, sexto sentido o como quiera llamárse

PREGUNTA Nro. 147

Se recuerdan casos de ciertos individuos que han desarrollado poder espiritual,
clarividencia, sexto sentido o como quiera llamárselo, viviendo una vida pura en armonía
con las leyes de la Naturaleza, y las enseñanzas del ocultismo moderno llenas de términos
técnicos ¿no tienen cierta tendencia a producir confusiones más bien que a producir los
resultados deseados?


Respuesta: En todos los casos el sendero de realización depende del temperamento del
aspirante. Hay dos senderos: el místico y el intelectual. El místico carece generalmente de
conocimientos intelectuales; sigue los dictados de su corazón y trata de cumplir la voluntad
de Dios tal como él la siente, elevándose así inconsciente de una meta definida, pero al final
alcanza el conocimiento. En la Edad Media la gente no era tan intelectual como lo es
actualmente, y los que entonces se sentían llamados a la vida superior seguían generalmente
el sendero místico. Pero durante los últimos centenares de años, desde el advenimiento de
la ciencia moderna, una humanidad más intelectual ha poblado la tierra; la cabeza ha
aplastado completamente al corazón, el materialismo ha dominado todos los impulsos
espirituales y la mayoría de los hombres que no creen en nada que no puedan tocar, gustar o
manipular. Por consiguiente, es necesario hacer un llamado a su intelecto para que así
permitan a su corazón creer lo que el intelecto ha sancionado. Respondiendo a esta
necesidad los sistemas modernos de ocultismo tratan de correlacionar los hechos científicos
a las verdades espirituales. En el Occidente predomina, por supuesto, la actitud materialista
de la mente, y la Orden de los Rosacruces fue fundada en el siglo XIII para preparar un
antídoto contra el veneno del materialismo, antídoto que sería administrado por dosis según
fueran las exigencias del caso. Paracelso, Comenius, Heltmont, Bacón y otros dieron en
forma velada las mismas enseñanzas que actualmente se promulgan definidamente para
demostrar que la ciencia, el arte y la religión son una trinidad en unidad que no pueden ser
separadas sin producir deformaciones.
La verdadera Religión encierra la ciencia y el arte a la vez porque enseña una vida hermosa
en armonía con las Leyes de la Naturaleza.
La verdadera Ciencia es artística y religiosa en el sentido más ele vado, porque nos enseña a
reverenciar y conformarnos a las leyes que gobiernan nuestro bienestar y explica por qué la
vida religiosa conduce a la salud y a la belleza.
El verdadero Arte es tan educador como la ciencia y tan perfeccionante en su influencia
como la religión. En la arquitectura tenemos la más sublime presentación de las líneas
cósmicas de fuerza del universo. Llena al espiritualista de una profunda y poderosa
devoción y de una adoración nacida de una concepción inspiradora y de la abrumadora
grandeza y majestad de Dios. La escultura y la pintura, la música y la literatura nos llenan
de una sensación del amor trascendental de Dios, la fuente y la meta inmutable de todo
cuanto hay de hermoso en este mundo.
Nada menor que esa enseñanza que todo lo abarca puede satisfacer las necesidades de un
pueblo creciente y, por consiguiente, la religión técnico devocional es absolutamente
necesaria actualmente.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO


No hay comentarios:

Publicar un comentario