FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

viernes, 26 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 155 Marte, Júpiter y los demás planetas, ¿están habitados? Si así fuera ¿son sus habitantes superiores a los de la Tierra?

PREGUNTA Nro. 155

Marte, Júpiter y los demás planetas, ¿están habitados? Si así fuera ¿son sus habitantes
superiores a los de la Tierra? Las almas de la Tierra ¿reencarnan en otros planetas y
viceversa?


Respuesta: Todos los planetas del sistema solar están habitados y son los campos de
evolución de diferentes clases de espíritus en diverso grado de desarrollo. Los planetas más
próximos al Sol sostienen a los seres más desarrollados. Júpiter es la excepción de esta
regla, pues está poblado por una humanidad ligeramente superior a la que habita en la
Tierra.
El principio es el siguiente: La vibración más elevada existe en el Sol central, que, en un
tiempo, contuvo todos los seres que ahora habitan en los diversos planetas. Pero no todos
podían soportar las terribles vibraciones de la masa ígnea central, y, por consiguiente, se
fue produciendo una cristalización en los polos. Gradualmente la materia cristalizada fue
gravitando hacia el ecuador, siendo, por último, expelida junto con los espíritus que en ella
había. La primera emanación se convirtió en Urano. Más tarde otras clases de espíritus,
después de haber cristalizado parte del Sol, fueron expelidos sucesivamente y empezaron a
girar en torno del mismo, siguiendo órbitas a diversas distancias de la fuente central, de
acuerdo con el grado de vibración necesario al desarrollo de los espíritus que había en esos
planetas, formándose así el sistema solar que conocemos actualmente.
Cada clase de espíritus permanece en su alrededor ambiente, estando bajo la tutela y guía
directas de uno de los espíritus planetarios cuyo cuerpo es el planeta en que habitan. Como
los espíritus han encarnado en diferentes planetas, debido a que están en muy diferente
grado de desenvolvimiento, generalmente no reencarnan en otro planeta, salvo cuando
algunos seres de los planetas más interiores son enviados como instructores a las esferas
externas. Este fue el caso, por lo menos, cuando nuestra humanidad necesitó instructores
que vinieran en forma física y visible. Entonces algunos seres de Venus y Mercurio
vinieron a la Tierra para guiar a la humanidad naciente. Y se los conoció bajo el nombre de
Mensajeros de Dios, siendo los Señores de Venus los primeros reyes y legisladores de la
humana raza. Posteriormente los hombres más precoces fueron llevados ante los Señores de
Mercurio, quienes los iniciaron en los misterios, y éstos, a su vez, se convirtieron en los
regentes de sus hermanos. Entonces eran realmente reyes por la gracia de Dios, guiando al
pueblo para su mejoramiento y desarrollo, con el más absoluto desinterés en lo tocante al
poder o al engrandecimiento propio.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario