FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

jueves, 25 de febrero de 2010

PREGUNTA Nro. 178 ¿Cuál es la diferencia esencial entre la Filosofía Rosacruz y la Teosofía?

PREGUNTA Nro. 178

¿Cuál es la diferencia esencial entre la Filosofía Rosacruz y la Teosofía?


Respuesta: No tenemos ningún interés en buscar diferencias o conformidades entre las
cosas. Sin embargo, podemos decir que la Filosofía Rosacruz es la enseñanza occidental
dada al mundo occidental actualmente para su adelanto. Si tomamos la palabra Teosofía
como indicando Theo Sophia (Sabiduría Divina), entonces, por supuesto, la Filosofía
Rosacruz no es más que una parte de esa Sabiduría Divina, como cualquier otro sistema
religioso o metafísico.
Pero si usamos la palabra Teosofía para indicar la filosofía promulgada por la Sociedad
Teosófica, o sociedades, porque hay varias ramificaciones, entonces se puede afirmar que
la enseñanza rosacruz es mucho más comprensiva y completa. Además, al enseñar su
filosofía, los rosacruces se encuentran en una situación diametralmente opuesta a la de la
Sociedad Teosófica, que tiene por objetos:
1-La formación de un núcleo de la Fraternidad Universal.
2-El estudio de las religiones comparadas, y
3-La investigación de las leyes inexplicadas de la Naturaleza y los poderes latentes en el
hombre.
Los Hermanos de la Rosa-Cruz opinan que la mayoría de los hombres avanzados
simpatizan con la idea de la fraternidad universal, y que, por lo tanto, no se necesita ser
teósofo para tener esa idea en el corazón. Innumerables sociedades tienen ideas altruistas en
ese sentido de la fraternidad. Muchos hombres de ciencia están estudiando religión
comparada y lo hacen, por cierto, muy bien. Tampoco es necesario ser teósofo para seguir
ese objeto, pero es necesario ser ocultista para seguir el tercer objeto de la Sociedad
Teosófica, o sea el estudio de las leyes inexplicadas de la Naturaleza y los poderes latentes
en el hombre
Por consiguiente, los rosacruces recomiendan que todos los pensamientos se centralicen en
vivir una vida tal y en practicar tales ejercicios que se desarrollen en esos poderes latentes
en cada discípulo de manera que cada uno puede ver y conocer esos mundos invisibles de
donde vienen las causas que se manifiestan aquí. Cuando se alcanza ese objeto, entonces, y
no antes, se es capaz de investigar las leyes inexplicadas de la Naturaleza. Entonces se
encuentran en una situación mucho mejor que el hombre de ciencia o cualquier otro para
estudiar religión comparada, porque ve la fuente central de donde emanan todas las
religiones, estando cada ser adaptado al pueblo a quien le fue dada También puede ver
entonces cómo desempeñan su papel en el gran plan evolutivo, y cuando se ha capacitado
para alcanzar la conciencia de los mundos internos, la unidad de la vida es tan aparente que
no necesita absolutamente preocuparse del primer objeto de la Sociedad Teosófica: la
universalidad de la Vida Una, que hace de la fraternidad un hecho de la naturaleza, que está
más allá de toda necesidad de afirmación o explicación. Para alcanzar este último estadio
debemos tener un punto de vista exacto sobre la materia.
Podemos predicarle a una estufa que su deber es calentarnos, pero si no cumplimos con las
leyes de su naturaleza y no ponemos combustible apropiado, nuestra prédica será inútil.
Análogamente, salvo que alcancemos el estado de exaltación en el que nuestros corazones
se llenen con el amor divino, podemos predicar y emitir doctrinas concernientes a la
Fraternidad Universal, pero eso no servirá para nada. Si llenamos la estufa de carbón nos
calentará, y si llenamos nuestros corazones con amor radiarán esa cualidad sin necesidad de
hacer afirmaciones de ninguna clase.
Por consiguiente, la diferencia principal entre la Sociedad Teosófica y la filosofía rosacruz
es una reversión completa de métodos, porque mientras que dicha sociedad trata de formar
un núcleo de la fraternidad universal mediante el estudio de la religión comparada y sólo
toma en último término el desarrollo de la oculta naturaleza humana, y muchos teósofos
previenen contra el desarrollo de dichos poderes, la enseñanza rosacruz impulsa al
discípulo primeramente a vivir la vida, a concentrar todos los poderes de manera que se
encuentre preparado, mediante la posesión de esos poderes anímicos absolutamente
necesarios, para investigar las verdades que contempla.

***

Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario