FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

lunes, 1 de marzo de 2010

PREGUNTA Nro. 17 Si una persona se ve constantemente asaltada por malos pensamientos, los que se introducen en su mente aún cuando ella está siempre


PREGUNTA Nro. 17


Si una persona se ve constantemente asaltada por malos pensamientos, los que se
introducen en su mente aún cuando ella está siempre luchando contra aquellos, ¿existe
algún medio para limpiar la mente, de manera que ésta sólo tenga pensamientos buenos y
puros?


Respuesta: Sí, lo hay, y es muy fácil llegar a ello. El mismo preguntante ha sugerido la
principal dificultad de la pregunta cuando dice que está constantemente luchando contra
esos pensamientos. Si tomamos una ilustración se comprenderá el punto.
Suponiendo que tenemos una repugnancia particular por cierta persona a quien nos
encontramos todos los días en la calle cierto número de veces, si nos paramos cada vez que
la encontramos y la reprendemos duramente por ir por la calle y no quitarse de nuestra
vista, estamos cada vez añadiendo más combustible al fuego de nuestra enemistad, la
estamos excitando, y de rabia tratará siempre de ponerse en nuestro camino. El agrado y el
desagrado tienen la tendencia de atraer hacia nosotros un pensamiento o idea, y cuanta más
fuerza mental irradiemos para luchar contra los malos pensamientos, tanto más vivos se
mantendrán éstos y tanto más a menudo nos asediarán, de la misma manera que el
reprender a la citada persona hará que ésta enojada se ponga siempre en nuestro camino. En
vez de luchar con el, debemos adoptar la táctica de la indiferencia. Si miramos para otro
lado cuando la encontramos en la calle, muy pronto se cansará de seguirnos, y lo mismo
debemos hacer cuando esos malos pensamientos vienen a nosotros. Si nos volvemos con
indiferencia y dirigimos nuestra mente hacia algo bueno o ideal, encontraremos que al cabo
de poco tiempo nos habremos librado de su compañía y sólo tendremos, los buenos
pensamientos y deseos que deseamos.

***

Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario