FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

lunes, 1 de marzo de 2010

PREGUNTA Nro. 34 ¿Qué es el sueño y qué es lo que hace que el cuerpo se duerma?

PREGUNTA Nro. 34




¿Qué es el sueño y qué es lo que hace que el cuerpo se duerma?

Respuesta: Durante el día el cuerpo vital especializa el fluido solar incoloro, que está en
torno nuestro, por medio del órgano que se llama bazo. Esta vitalidad compenetra todo el
cuerpo y el clarividente la ve como un fluido de color rosa pálido, habiéndose transmutado
al entrar en el cuerpo físico. Dicho fluido fluye por los nervios y cuando el cerebro lo
exterioriza por los diversos centros particularmente en grandes cantidades mueve los
músculos a los que van los nervios.
El cuerpo vital puede decirse que está formado por puntos que miran en todas direcciones,
hacia dentro, hacia afuera, arriba y abajo, en todo el cuerpo, y cada puntito está en el centro
de uno de los átomos químicos, haciéndolo vibrar más intensamente que lo que vibraría en
su rapidez normal. Este cuerpo vital interpenetra al cuerpo denso desde el nacimiento hasta
la muerte bajo todas las condiciones, excepto cuando la circulación sanguínea se detiene en
cierta parte, como cuando dejamos un brazo reposando sobre una esquina de una mesa y se
“nos duerme”, según decimos. Entonces el clarividente puede ver la mano eterica del
cuerpo vital colgando bajo la mano visible como un guante, y los átomos químicos de la
mano descansan poniéndose en su grado de vibración normal.
Cuando agitamos la mano para que se despierte esa picazón especial que se siente entonces
es debido a que los átomos etéricos entran nuevamente en los átomos dormidos de la mano
y los vuelven a hacer vibrar intensamente.
Cuando una persona muere el cuerpo vital abandona al denso en la misma forma. Las
personas ahogadas a quienes luego se ha conseguido resucitar experimentan una agonía
intensa debido a la entrada de los puntitos etéricos, lo que les produce una sensación de
picazón intensa.
Durante el día cuando el fluido vital es absorbido por el hombre en grandes cantidades, esos
puntitos del cuerpo vital están hinchados distendidos, por decirlo así, debido al fluido vital,
pero conforme avanza el día y las toxinas del disgregamiento abruman al cuerpo físico más
y más, el fluido vital fluye con menos rapidez; y por la noche llega un momento en el que
los puntos del cuerpo vital no obtienen todo el fluido vivificador necesario, se debilitan y
los átomos del cuerpo se mueven más pesadamente. Entonces el Ego siente su cuerpo
pesado y cansado. Por último llega un momento en que el cuerpo vital se paraliza y las
vibraciones del cuerpo denso se hacen tan densas como el Ego no puede mover más su
cuerpo, viéndose obligado a abandonarlo para que se vehículo pueda restaurarse. Entonces
decimos que se duerme.
El sueño no es un estado inactivo, sin embargo; si lo fuera no habría diferencia alguna por
la mañana y no existiría tampoco el poder restaurador del sueño. La misma palabra
restauración implica actividad.
Cuando un edificio se ha deteriorado debido al uso constante, es necesario renovarlo y
restaurarlo, y los inquilinos tienen que irse para que los obreros puedan trabajar bien. Por
análogas razones el Ego se va de su casa todas las noches. Así como los obreros trabajan en
el edificio para ponerlo en condiciones de ser ocupado nuevamente, así también el Ego
debe trabajar en su casa para que le permita ocuparla de nuevo. Ese trabajo es el que
realizamos durante la noche, si bien no estamos conscientes de ello en el estado de vigilia.
Esa actividad es la que remueve las toxinas del sistema, siendo su resultado que el cuerpo
está fresco y vigoroso cuando el Ego entra nuevamente en él por la mañana.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario