FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

lunes, 1 de marzo de 2010

PREGUNTA Nro. 93 ¿Cuáles son las enseñanzas Rosacruces respecto a la Inmaculada Concepción?

PREGUNTA Nro. 93

¿Cuáles son las enseñanzas Rosacruces respecto a la Inmaculada Concepción?


Respuesta: La doctrina de la Inmaculada Concepción es quizás uno de los más sublimes
misterios de la religión cristiana, y quizá también por esa razón ha sufrido más al
materializársela como a los otros misterios. Ha sufrido a la vez la interpretación de sus
ignorantes sostenedores y las burlas de los escépticos.
La idea popular, pero errónea, es que hace unos 2000 años un individuo llamado Jesús
Cristo nació de una madre sin cooperación alguna por parte de un padre terrestre, y este
incidente se considera único en la historia del mundo. En realidad eso no es cierto; la
inmaculada concepción ha tenido lugar muchas veces en la historia del mundo y será
universal en el futuro.
La historia del hombre está escrita anticipadamente en las estrellas; el hombre es el mundo
pequeño y los astros los mundos grandes. En el cielo se representa como un drama todos
los años el ideal, el prototipo de la Inmaculada Concepción. El Sol es el dador de luz del
mundo; es también la luz del mundo. Y así como los seres más avanzados que son
salvadores de la humanidad aparecen cuando la oscuridad espiritual es mayor en la tierra,
así también el Sol nace de nuevo en el solsticio de invierno y comienza su jornada hacia el
ecuador en la noche más oscura del año, la noche entre el 24 y 25 de diciembre. En ese
tiempo el signo zodiacal Virgo se levanta sobre el horizonte oriental en todas las latitudes
boreales, donde están las partes más pobladas de la Tierra.
De manera, pues, que la luz del mundo es concebida inmaculadamente cada año por la
virgen madre celestial y comienza su jornada hacia el Norte para dar su vida por la
humanidad al madurar el trigo y las uvas. Por analogía los instructores espirituales nacen
cuando la oscuridad espiritual es mayor, y ellos dan al hombre el pan de vida que alimenta
al alma.
El hombre no puede sacar uvas de un espino; toda entidad vil tiene que nacer de una madre
vil, y antes de que nazca un salvador es necesario encontrar una virgen purísima para que
sea su madre. Cuando decimos virgen no queremos hablar de virginidad en sentido físico.
Todos nosotros poseemos la virginidad física en los primeros años de nuestras vidas, pero
la virginidad del espíritu es una cualidad del alma, adquirida mediante vidas de
pensamientos puros y elevadas aspiraciones. No depende del estado del cuerpo. Una virgen
verdadera puede dar a luz varios hijos y permanecer siempre “virgen”.
El que un niño sea concebido en pecado o inmaculadamente depende de su propia alma, de
sus cualidades anímicas, porque si el Ego que va a nacer es puro y casto nacerá
naturalmente de una madre también pura y de hermosa naturaleza. Y el acto físico, que en
la mayoría se realiza para gratificar la pasión y el deseo sensual, se efectúa por el alma pura
y casta como una oración, como un sacrificio. De manera que entonces el niño es
concebido sin pecado ni pasión, si no inmaculadamente.
Tal niño no es nunca accidental. Su venida ha sido anunciada y se le ha esperado
anticipadamente con impaciencia y alegría, y hay muchos casos actualmente de algunas
personas que se aproximan mucho a la Inmaculada Concepción; realizan el acto generador
con amor purísimo, y la madre permanece tranquila, sin que se la moleste durante el
período de gestación, y el niño nace casi tan puramente como lo que se describe en el
símbolo que nos ocupa. A su debido tiempo, cuando la humanidad se haga más altruista, el
amor puro sucederá a la pasión y todos los hombres serán engendrados con pureza.

***

Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario