FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

lunes, 1 de marzo de 2010

PREGUNTA Nro. 31 ¿No hereda el niño su sangre y sistema nervioso de sus padres? Y si es así, ¿no heredará también enfermedades y perturbaciones nervi

PREGUNTA Nro. 31


¿No hereda el niño su sangre y sistema nervioso de sus padres? Y si es así, ¿no heredará
también enfermedades y perturbaciones nerviosas?


Respuesta: En el feto, en la parte inferior de la garganta, sobre el esternón, o hueso del
pecho, hay una glándula que se llama timo, la que es mayor durante el período de gestación
y va atrofiándose gradualmente conforme el niño crece, desapareciendo completamente
alrededor de los catorce años, muy a menudo cuando los huesos han quedado ya
debidamente formados.

La ciencia se ha visto muy intrigada respecto a las funciones de esta glándula, y se han
emitido unas cuantas teorías para explicarla. Una de esas teorías es que dicha glándula
suministra el material necesario para producir los corpúsculos rojos de la sangre hasta que
los huesos se hayan formado debidamente en el niño pudiendo entonces producirse sus
propios corpúsculos sanguíneos. Esa teoría es exacta.

Durante los primeros años el Ego a quien pertenece el cuerpo infantil no está en plena
posesión de él, y reconocemos que el niño no es responsable de sus actos absolutamente
hasta los siete años, y sólo un poco hasta los catorce. Durante ese tiempo el niño no tiene la
menor responsabilidad legal, y así debe ser, porque como el Ego está en la sangre no puede
funcionar convenientemente más que en la sangre hecha por él mismo, así que cuando en la
infancia la sangre ha sido suministrada por los padres por intermedio de la glándula timo, el
niño no es aún dueño de sí mismo. Esta es la razón del por qué los niños no hablan tanto de
sí como “yo” en sus primeros años, sino que se identifican con la familia. Son el hijo de
papá y mamá. El niño dice: “María necesita esto” o “Juancito necesita aquello”, pero tan
pronto como han alcanzado, la edad de la pubertad y han empezado a fabricarse sus propios
corpúsculos sanguíneos, entonces se le oye decir “yo” quiero hacer esto o aquello. Desde
entonces comienzan a afirmar su propia identidad y a separarse de la familia.
Como que la sangre durante toda la infancia así como el cuerpo ha sido heredado de los
padres, las tendencias a la enfermedad se heredan también, no la enfermedad en sí misma,
sino la tendencia. Después de los catorce años, cuando el Ego interno ha comenzado a
crearse su propia sangre, depende mucho de él mismo el que esas tendencias se manifiesten
O no en su vida.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

*


No hay comentarios:

Publicar un comentario