FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

lunes, 1 de marzo de 2010

PREGUNTA Nro. 29 Cuando no se tienen hijos a pesar de desearlos ardientemente, ¿hay algún medio para inducir a un alma


PREGUNTA Nro. 29



Cuando no se tienen hijos a pesar de desearlos ardientemente, ¿hay algún medio para
inducir a un alma que se encuentre en el mundo invisible a aceptar esta invitación para
reencarnarse? Siendo las condiciones del hogar sumamente favorables ¿no parece lógico
que entre todas las almas que esperan renacer haya una que encuentre buenas esas
condiciones?


Respuesta: Esa es indudablemente una de las condiciones en las que los que ahora desean
ser padres han en una vida anterior descuidado sus oportunidades, o quizás han tomado
precauciones para no tener hijos. O si no fuera este el caso, puede ser que en algún día vean
satisfechos sus deseos. El autor ha observado un caso en el que un espíritu que deseaba
renacer seguía a la madre, y se lo dijo por alguien que había conocido a la madre, que dicho
Ego la había estado siguiendo desde antes de su matrimonio. El matrimonio quedó estéril,
sin embargo, pero últimamente se divorció. Es bien claro que aunque ese Ego deseaba
evidentemente encarnarse por medio de la madre, rehusaba al padre. Muchas veces se oye
hablar de matrimonios estériles, y que cuando el contrato matrimonial se rescinde por el
divorcio y los cónyuges vuelven a casarse, son ambos padre y madre después, demostrando
esto que desde el punto de vista físico no había ningún obstáculo a la paternidad, y que sólo
era el Ego en vías de renacer el que faltaba. Puede verse pues que a menos que haya un Ego
que desee encarnarse en un matrimonio, los esfuerzos de éste serán estériles. Desde el
punto de vista ordinario eso no debería ser así pues como los constituyentes químicos del
semen y del óvulo son siempre los mismos, no habría razón alguna para que la unión de los
sexos fuera estéril unas veces y fructífera otras si sólo hubiera esos factores. Sabemos que
si mezclamos hidrógeno y oxigeno en la debida proporción siempre obtenemos agua;
sabemos que el agua caerá siempre hacia abajo y que todas las leyes de la Naturaleza son
invariables, así que salvo que hubiera otro factor además de la mezcla química del semen y
del óvulo, siempre ésta daría fruto. Y ese factor invisible y desconocido es el Ego en vías
de renacer que sólo va a donde le place y sin él no hay fruto.
Si el preguntante se lo pidiera ardientemente al ángel Gabriel que es el embajador del
Regente de la Luna en la Tierra, y por consiguiente un factor primordial en la generación de
los cuerpos (véase la Biblia), seria quizás posible obtener el resultado deseado. El mejor
momento para hacerlo es el lunes al salir el Sol, y desde la Luna nueva hasta la Luna llena.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario