FILOSOFIA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS UNO

lunes, 1 de marzo de 2010

PREGUNTA Nro. 44 ¿Cuáles son las causas de la locura?

PREGUNTA Nro. 44

¿Cuáles son las causas de la locura?


Respuesta: Contestar a esa pregunta requeriría volúmenes enteros, pero puede decirse que
desde el punto de vista ocultista hay cuatro clases de locura.
La locura se produce siempre por una deformación o rotura en la cadena de vehículos que
hay entre el Ego y el cuerpo físico. Esa ruptura puede producirse entre los centros
cerebrales y el cuerpo vital, entre el cuerpo vital y el de deseos o entre éste y la mente o
entre la mente y el Ego. La ruptura puede ser completa o parcial.
Cuando la ruptura es entre los centros cerebrales y el cuerpo vital, o entre éste y el cuerpo
de deseos, tenemos un idiota. Cuando la ruptura es entre el cuerpo de deseos y la mente, el
cuerpo de deseos violento e impulsivo predomina y tenemos el maniático impulsivo o
furioso.
Cuando la ruptura es entre el Ego y la mente ésta predomina sobre los demás vehículos y
tenemos el maniático astuto, que puede engañar a su guardián haciéndole creer que es
perfectamente inofensivo hasta que pueda realizar algún plan de astucia horrendo.
Entonces, súbitamente, puede demostrar su desequilibrio siendo causa de una catástrofe
espantosa.
Hay una causa de locura que será bueno explicar, puesto que algunas veces puede evitarse.
Cuando el Ego viene del mundo invisible para renacer, se le muestran las diversas
encarnaciones aprovechables. Ve su vida venidera en líneas generales, como un cuadro
viviente ante su visión. Entonces se le da a escoger generalmente entre varias vidas.
Entonces también ve las lecciones que tiene que aprender, y qué parte de ese destino puede
liquidar en cada una de las encarnaciones que se le ofrecen. Entonces hace su elección y los
agentes de los Ángeles del Destino lo guían al país y familia en el que y en la que debe
vivir en su vida futura.
Esta vista panorámica se ve en el Tercer Cielo, donde el Ego está desnudo y siente
espiritualmente, muy por encima de las sórdidas condiciones materiales. Allí es mucho más
sabio que lo que parece ser aquí en la Tierra, cuando está cegado por la carne en un grado
inconcebible. Posteriormente, cuando la concepción ha tenido lugar y el Ego entra en el
seno de su madre más o menos a los dieciocho días después de aquel suceso, se pone en
contacto con el molde etérico de su nuevo cuerpo físico que ha sido hecho por los Ángeles
del Destino para dar al cerebro la conformación que imprimirá en el Ego las tendencias
necesarias para pagar su destino.
Entonces el Ego ve nuevamente las imágenes de la vida que está ante si, en la misma forma
en que el hombre que se ahoga ve su vida pasada en un relámpago. Pero en ese tiempo el
Ego está parcialmente cegado en su naturaleza espiritual, así que si la vida venidera le
parece muy dura, suele retroceder con espanto y negarse a entrar en la matriz y hacer las
conexiones necesarias en el cerebro. Puede esforzarse para salir; entonces en vez de quedar
concéntricos sus vehículos denso y vital como debieran, el cuerpo vital puede quedar
parcialmente fuera sobre la cabeza del cuerpo denso. En ese caso la conexión entre los
centros de los sentidos del cuerpo vital y del denso está interrumpida, siendo su resultado la
idiotez congénita, la epilepsia o el baile de San Vito o parecidos desórdenes nerviosos.
Las discordias que algunas veces existen entre los padres es muchas veces lo que produce
que el Ego se resista a entrar en ese ambiente. Por lo tanto nunca se imprimirá
suficientemente sobre la mente de los padres en perspectiva la necesidad de que durante el
período de gestación es de la mayor importancia que la madre esté contenta y tranquila,
porque es muy duro para el Ego entrar en la matriz; su sensibilidad es muy aguda y toda
discordia en el hogar en el que está entrando es por supuesto una nueva fuente de molestia,
lo que puede producir el estado antes indicado.

***
Max Heindel
FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS TOMO PRIMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario